image

Potencia, diseño, ‘software’ y batería, las claves de los nuevos teléfonos inteligentes.

Samsung Galaxy S4 llegará al mercado europeo en abril. Para entonces se enfrentará a otros modelos interesantes: HTC One, Xperia Z de Sony  y el cada vez más veterano, aunque superventas iPhone 5 de Apple.

En la nueva generación de smartphones cada vez es más importante el software, el diseño, el procesado y, finalmente, aunque no menos importante, la batería. Cuantas más listos son los móviles, más cosas hacen y, por tanto, más energía necesitan consumir. Este aspecto es uno de los más destacables del nuevo Galaxy S4, que prácticamente duplica la capacidad de batería del iPhone 5.

También sobresale en el nuevo Galaxy su software, con un lector óptico para reconocimiento de tarjetas de negocios y escaneo, además de llevar incluido un traductor. Es solo una de las muchas posibilidades del móvil, que llega preparado para interactuar remotamente con cualquier aparato del hogar, desde el aire acondicionado al frigorífico o al televisor.

En el caso del Xperia Z de Sony su diferenia con el resto es su
supervivencia bajo el agua, una característica que, de haberla tenido todas las marcas, habría salvado de la basura a miles y miles de aparatos. La taiwanesa HTC con su ONE cuida el sonido sobre todas las cosas, al ser estéreo. Intenta recuperar con su modelo un mercado que le ha sido muy adverso en el último año.

El más veterano, aunque solo tenga seis meses de vida, es el modelo de Apple, y se nota. El avance tecnológico y la competencia es tal que ya un smartphone no aguanta en la vanguardia un año, como ocurría antes con los iPhone.La gran incógnita es si Apple no moverá ficha antes del verano, cuando se espera que el Galaxy S4 se comercialice en Estados Unidos.