Es un paso sin mucha importancia porque todo se puede hacer desde el iPhone 5, directamente, pero con la actualización de iOS 6.0.1 que Apple ha publicado es necesario instalar un… instalador. El proceso es simple – si vamos a la App de Ajustes y entramos en la actualización del sistema, veremos que se nos ofrece instalar un pequeño programa instalador.

Esto es necesario porque uno de los bugs que corrige iOS 6.0.1 es precisamente el que impide que se pueda actualizar un iPhone 5 desde la App de Ajustes. Tras instalar esta nueva versión de iOS, los iPhone 5 se pueden actualizar desde la App de ajustes vía OTA (Over The Air) como el resto de iPhone. La verdad, es que sorprende ver que el iPhone 5 salió al mercado con un problema así – o que iOS 6 fuera publicado con un bug de este tipo.

Este problema sólo aparece en el iPhone 5, el resto de modelos de iPhone, iPod Touch o iPad compatibles con iOS 6 pueden actualizarse sin problemas.