La empresa surcoreana Samsung Electronics señaló que no ha considerado adquirir Research In Motion o llegar a un acuerdo de licencia con el nuevo sistema operativo del fabricante de teléfonos BlackBerry. Una falta de apoyo de posibles socios como Samsung podría significar más problemas para RIM, que busca varias opciones para hacer que su negocio repunte.

Las acciones de RIM subieron más de 5% a primeras horas del viernes, después de que un influyente analista dijera que podría entregarle la licencia del sistema BlackBerry 10 a Samsung. “RIM ya perdió su iniciativa en el mercado de teléfonos inteligentes y lo que queda no se ve muy atractivo para empresas como Samsung”, dijo Lee Sei−cheol, analista de Meritz Securities. “Si tuvieran una gran cantidad de patentes, podría ser el activo más atractivo para potenciales compradores”, agregó.

Samsung es el mayor vendedor de teléfonos con el sistema operativo Android de Google Inc, aunque también fabrica teléfonos que utilizan el sistema Windows de Microsoft. Su estrategia de fabricar teléfonos con múltiples plataformas elevó las especulaciones de que también podría acceder a la licencia del sistema BlackBerry para aumentar su ventaja sobre rivales como Apple y diversificarse como Google, que ahora posee una parte del negocio manufacturero tras adquirir Motorola Mobility. RIM planea utilizar su nuevo sistema operativo, conocido como BB10, en una línea de BlackBerrys de vanguardia que sería lanzada a inicios de 2013. Se cree que es la última esperanza para revertir la persistente caída de BlackBerry en su participación del mercado. Sus acciones han caído más de 80% desde el 2011, cuando Apple y otros fabricantes de teléfonos ampliaron su ventaja.