Jim Balisillie, quien fue CEO de RIM durante años y actualmente ocupaba el cargo de director de la junta de la compañía, ha renunciado a su puesto tras la presentación de los resultados del último trimestre de su año fiscal. La empresa canadiense obtuvo unos ingresos de 4.200 millones de dólares en este período, un 19% menos que el tercer trimestre y un 25% menos que los obtenidos el mismo trimestre del año anterior (5.600 millones).
Además, el CTO de software, David Yach, y el COO de operaciones globales, Jim Rowan, también van a abandonar Research In Motion, fabricante los teléfonos y tabletas BlackBerry.

En cuanto a los 4.200 millones de dólares obtenidos por la compañía, aproximadamente el 68% provienen del hardware, el 27% de los servicios y el 5% restante del software y otros tipos de ingresos.

Asimismo, en este trimestre RIM envió unos 11,1 millones de teléfonos BlackBerry y unas 500.000 tabletas BlackBerry PlayBook, según la nota de prensa publicada por la empresa (PDF).

Reestructuración

Estos resultados no sólo han significado la renuncia de Balisillie, sino también una reestructuración de RIM, que “volverá a centrar sus recursos” en sus “oportunidades clave”, como son BlackBerry Mobile Fusion o “nuevas ofertas integradas de servicio”.

Asimismo, la compañía volverá a sus orígenes y construirá su futuro a partir de una de sus fortalezas, su oferta para ejecutivos, según declaraciones *del actual CEO Thorstein Heins recogidas por The Guardian. “No podemos hacer todo nosotros mismos, pero podemos hacer aquello en lo que somos buenos”, aseguró Heins.