Duracell podría cambiar la manera de ofrecer carga inalámbrica a cualquier dispositivo móvil. Pasando por el stand de la empresa se han cruzado con lo que parece ser la tarjeta de carga inductiva más delgada creada hasta ahora que podría recargar, sin necesidad de cables, tu smartphone.

La Duracell Powermat Wireless Charging Card (WiCC) es un producto basado en el estándar IEEE Power Matters Alliance por lo que fabricantes deberán hacer compatibles los equipos para que pueda ser usada en ellos, además se necesita acceso a la batería, cosa que útlimamente está costando ver en los nuevos terminales como los Lumia, el iPhone, etcétera. Sin embargo, lo interesante de todo esto es la solución diminuta y disimulada que ha logrado Duracell. En noticias similares donde empresas pretenden ofrecer un avance en la inalámbrica de terminales, era necesario una carcasa para poder lograrlo. Duracell asegura que también puede funcionar como NFC lo cual permitiría la transferencia de datos rápidamente.

Sobre el impulso todo dependerá, como lo comento arriba, de la colaboración de los fabricantes. Al parecer, hacer compatible terminales con el estándar que usa WICC sólo costarán un “par de centavos”. Para la demostración se usó un Galaxy S II y gracias a que la batería se encuntra levemente hundida, la tarjeta acopló a la perfección.